21.8.09



21/08/09
Luego están las películas que no tengo muy claro cómo llegué a ellas. Ni siquiera sé si tenía algún conocimiento sobre la trama más allá de que eran prostitutas, pero igual, ya que estaba ahí, me dieron ganas de verla.
Es curioso porque llegó a mí con el título de "Susurros y gemidos" cuando la traducción literal de su título en chino debería ser algo como "5 días entrevistando a trabajadoras sexuales".




"No importa lo que sea, ustedes deben mantener la dignidad en su trabajo"

Creo que abordar el tema de la prostitución desde esta mirada cuasi documental y desde dentro ya parece un recurso fácil para películas que quieren mostrar realidad crudas. Y no es que esté mal, si no que de pronto resulta difícil mostrar algo original entre las demás presentaciones y llega al punto al que ya ni siquiera es interesante de ver.
Es el eterno tema sobre la prostitución como un trabajo que debe ser considerado como tal, que básicamente es también lo que aborda esta película. Por un lado tenemos un prostíbulo de alto nivel y un grupo de mujeres con distintas historias que se mueven alrededor de él. Todo converge en ese sitio aunque no todo tenga que ver directamente con ello, de algún modo supongo que trataba de abarcar el mayor número de historias posibles al respecto. Pero también tenemos el personaje de una trabajadora social (o algo así, nunca queda demasiado claro) que trata de adentrarse en ese mundo con la idea de formar una especie de asociación de sexo-servidoras que exijan sus derechos frente a la ley y a la sociedad. Aunque tampoco es que vaya a tenerla tan fácil.

"Whispers and moans" da la sensación de ser una película superficial, y resulta sencilla de seguir porque todo se transcurre como si fueran retratos breves de distintas vidas. Todos los factores que uno podría asociar con el mundo de la prostitución tendrán aparición en algún punto: las prostitutas de 'alto nivel' (por llamarlas de algún modo), las de la calle, los prostíbulos particulares, las que tratan con los clientes y las que dirigen el lugar, sus horas libres, las drogas, los familiares, las relaciones amorosas, las mentiras, la pena, la alegría, las enfermedades venéreas, el dinero, los gigolos, las mujeres que acuden con los gigolos, los transexuales, los hijos. Todo aparecerá en algún momento, pero sin pretender adentrarse en él o reflexionar sobre él, será parte de una historia que veremos brevemente, como si nos asomáramos apenas. Pero, paradójicamente, eso permitirá que al final nos quedemos con la sensación de que nos adentramos mucho más en ese ambiente que si hubiera tratado de mostrarnos una profundidad difícil de conseguir con tantas cosas y poco tiempo.
Lo demás tenemos que completarlo nosotros, decidir si nos parece más loable la joven que lleva más de diez años trabajando en aquel lugar para mantener a su familia pero siempre con su sonrisa o la joven que tiene que mentirle a su novio diciéndole que trabaja cuidando ancianos por las noches. Decidiendo si nos ponemos de lado de los clientes abusivos que creen que poseen por completo a la mujer que pagan o a las esposas abandonadas que gastan el dinero de sus maridos para pagar a un gigolo sin atractivo para que las consienta unas horas.

Todos los lados de la moneda pero sin sentimentalismos, sin querer verse demasiado crudos, demasiado violentos. Como un retrato cotidiano de una vida más nocturna, más llena de momentos a solas y con la dificultad de aceptarse sin más. Que al final es lo que persigue la trabajadora cuando ya logra adentrarse en el círculo de chicas que trabajan en el prostíbulo en particular: mostrar que la dignidad es algo más allá de la verguenza.


Particularmente me gustó, me pareció una película muy entretenida, interesante, y a excepción de unas pocas partes que rayaban peligrosamente con lo cursi, también muy bien narrada. Yo al final me quedo con Happy, la joven que abandonó su pueblo para ir a prostituirse en la ciudad y que será recibida con los brazos abiertos por la comunidad cuando vuelva aunque sepan exactamente cuál era su historia.
Aunque el trasvesti también tenía su punto. Oh.

Una pena que no haya encontrado un mejor fotograma porque éste no le hace ninguna justicia.




¿Cuál es tu película favorita sobre la prostitución?










Categories: , ,

0 guiños:

Publicar un comentario